Tres Venenos y NO de Serpiente Precisamente

Tres Venenos y NO de Serpiente Precisamente

Siempre ay situaciones en la vida, que nos modifican, nos trastornan, nos hacen cambiar, o nos impiden o limitan a ser lo que somos o deseamos ser, veamos los tres venenos, que influyen en estas consecuencias principalmente;

El primer veneno, es el de la culpa, cuando se recibe, no nos sentimos tristes, nos sentimos culpables. La tristeza invita a reparar el daño porque te importa la otra persona, mientras que la culpa lleva a reparar el daño para no sentirse culpable.

La gran mayoría de las veces, la culpa nos paraliza y nos impide reparar el daño, allí está el daño que hace este veneno de la culpa, que algunas personas utilizan consciente o inconscientemente, para minimizarnos, para manipularnos, saben que, de esta forma, haciéndonos sentir culpables, nos reducimos y nos quedamos empequeñecidos ante la situación, sintiéndonos inferiores a ellos y a los demás inclusive.

Pensamos y sentimos, que todos nos ven como culpables y es solo el efecto del veneno, que nos inyectaron. Nuestro deber al ser conscientes de este veneno, es reflexionar sobre los hechos, que dispararon esta acción y aplicar los correctivos necesarios, ver la situación con total realidad y no con la realidad que nos pinta los efectos del veneno.

“No permitamos ser el dominado, del dominador,

que nos inyecto su veneno, de culpa”

El segundo veneno, es el de la desesperanza, nos lo inyectan personas con actitudes muy negativas, y que ven la vida siempre de forma muy negativa. Estas personas nos hacen dudar de nuestros éxitos, no nos dejan ver lo exitosos que hemos sido y que podemos seguir siendo, enfocándonos nada más que el fracaso reciente que tuvimos o en la posibilidad de fracasar en ese proyecto sumamente ambicioso en el que estamos trabajando, debilitando de esta forma nuestra confianza y seguridad en lo que estamos haciendo y deseamos hacer con éxito, con confianza y seguridad en nosotros mismos, como debe ser.

Estas personas a veces son conscientes de este veneno que nos inyectan y lo disfrutan, disfrutan viendo los resultados que consiguen y otras veces lo hacen inconscientemente, solo para no perdernos, para tenernos siempre a su nivel y mantener su amistad, porque sienten inconscientemente que, si crecemos, nos alejaremos de ellos.

Seamos conscientes de ente veneno y no nos dejemos influenciar negativamente, pensemos siempre, cuando nos hagan dudar, en el inventario de éxitos y si no tenemos ese inventario hecho o a la mano, enfoquémonos en el, en hacerlo, pensemos en esos éxitos y como los logramos y tomemos de allí la seguridad en nosotros mismos que necesitamos y que nos acaba de robar este veneno.

“Este Veneno Disfruta Minusvalorando los éxitos

y los logros de otros”

El tercer y último veneno, del que hablare hoy, este veneno es el de la humillación. Este veneno te hace cree que eres de tercera, que no vales lo suficiente y además te hace creer que los demás piensan justamente eso de ti.

Tienes una sensación de que eres constantemente juzgado, y que te están midiendo para ver si das la talla o no, para así humillarte aún más, si es posible.

Si queremos vivir como seres libres, nunca justifiquemos lo que hemos hecho de nuestras vidas en base a lo que otros hicieron con nosotros. Si lo hacemos, seremos nosotros quienes mantendremos en nuestro cuerpo la toxicidad de aquel veneno y nuestra vida estará llena de excusas, pero no de resultados.

Nadie puede determinar nuestro valor y mucho menos si ya nos ha puesto una etiqueta, porque esta etiqueta la vera cumplirse una y otra vez porque eso es lo que está generando en nosotros, una vez más debemos ser conscientes de en qué situaciones nos inyectaron este veneno y contrarrestarlo, en este caso enfocándonos, en que somos unos seres maravillosos, especiales y con un potencial increíble de ser aún mejores de lo que somos y que si cometemos errores como todos, pero que nuestra diferencia es que aprendemos de ellos y que nos fortalecemos en las situaciones difíciles para salir empoderados de ellas.

“Nadie puede valorarnos realmente como somos y lo que valemos y mucho menos si ya nos a etiquetado, como lo qué no somos”

Deseo, que te allá ayudado en tu camino, conocer estos tres venenos, a los que estamos expuestos casi a diario y que muchos de ellos los tenemos en nosotros, te invito a la reflexión y que medites, sobre esas situaciones que tu mente trae una vez y otra incansablemente, porque en esas situaciones se encuentran muchas veces estos venenos. Nuestra mente solo trae eso de nuevo a nuestros pensamientos para que lo solucionemos.

Espero conocerte y saber de ti, en mi tienes un amigo, alguien que está dispuesto y listo, para apoyarte en este camino, de la vida, ya sea como conocido, amigo, mentor, coach o como tu desees, o necesites en estos momentos, siempre a tu orden.

José María Díaz

NeuroCoach

+58 412-484.31.28

josediaz@neurolidercoach.com.ve

 

 

 Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Acerca de este sitio

El liderazgo actual se encuentra ante un cambio de paradigma. Las viejas prácticas, basadas en relaciones autoritarias y paternalistas (castigo- recompensa), que eran vigentes hace tan solo unas décadas, no resultan suficientes para enfrentar los grandes retos del siglo XXI.

En la actualidad la competencia es feroz, el cambio es constante, la necesidad de innovar, adaptarse y ofrecer nuevos servicios es una cuestión  de  supervivencia propia. Las  aportaciones más valiosas pueden venir de cualquier punto de la organización, el conocimiento ya no está en manos de unos pocos.

Contactanos;

Dirección
Puerto Ordaz, Estado Bolivar, Venezuela

Valencia, Estado Carabobo, Venezuela

Horas
Lunes a Sabado: 8:00AM a 5:00PM

Telefonos:

Puerto Ordaz: 0412-484.31.28

Valencia: 0412-863.87.22

Búsqueda

Pin It on Pinterest